¿Por qué no puedo bajar de peso?



En mi proceso de perdida de peso tuve que hacer muchos cambios. Al mejorar mi alimentación y ajustarme a un plan personalizado comencé a ver resultados... pero lo más importante para mi, no fue entender cuantas calorías tenía un alimento o que ejercicio me ayudaría a quemar más grasa corporal.


En esta publicación te cuento 8 de los cambios positivos en los que trabajé (y sigo trabajando) para bajar de peso y mejorar mi calidad de vida día a día.


Crear un sistema de valores y hábitos que me ayudará a crear un estilo de vida fue y es determinante.

Espero que consideres esta publicación porque ¡bajar de peso y poder controlarlo en el tiempo es completamente posible!


Evalúate y mira dónde estás... parar y pensar hacia dónde estás yendo, que estrategias estás usando y cual es tu mentalidad en cuanto a tu salud y bienestar general, es clave para comenzar a ver resultados que duren para siempre.


1. Cambia tus metas Perder peso es el resultado que quieres ver, pero no debería ser el objetivo. Tus metas deberían relacionarse con aquellas cosas que puedes controlar, pequeños cambios que puedes hacer cada día, que te ayudarán a crear rutinas positivas, abandonar malos hábitos y sentirte bien.


¿Comiste las porciones de vegetales y frutas que necesitas consumir? Si tu respuesta es si, allí hay un objetivo cumplido. ¿Tomaste al menos 2 litros de agua? ¿Dormiste 8 horas? Esas son las metas que deberías tener en mente... las que se relacionan directamente con las cosas que puedes controlar, las que dependen 100% de tu esfuerzo y harán una gran diferencia a largo plazo.

¿Interesada en aprender a crear hábitos saludables?

Haz click en este enlace.


2. Rodéate de personas positivas Ser parte de una comunidad que te alienta y apoya te permitirá prestar atención a las cosas que son realmente importantes. Tu salud física y emocional vale... y obviamente tiene un precio que muchas veces no estamos dispuestas a pagar.

Al estar en un grupo de apoyo tendrás con quien contar... siempre habrá una mano extendida para ayudarte a continuar... y no sólo eso... tu también serás parte de las vivencias y logros de quienes te acompañan.


Caminar con otras personas con metas y objetivos similares a los tuyos, es la mejor manera de avanzar.

La inscripción a MMV (Programa anual de alimentación saludable que incluye mi coaching y un grupo de apoyo virtual) estará abierta a partir del jueves 4 de abril pero sólo por tiempo limitado.

¡No lo postergues más! ¡Rodearte de personas positivas que te acompañen día a día hará una gran diferencia! No calcules el costo, porque realmente tienes todo por ganar.

Para info de lo que incluye el programa haz click aquí.

3. Evalúa las recompensas y los castigos Tomar decisiones saludables es una forma de practicar el cuidado personal. La comida no es una recompensa y el ejercicio no es un castigo.


Comer de manera consiente y ejercitarte con regularidad son dos formas de quererte, cuidarte y celebrar la vida.

Este enfoque te ayudará a elegir de una mejor manera y al final del día te sentirás muy bien de haber tomado decisiones acertadas y saludables que tienen el potencial de acercarte más a la persona que quieres ser.


4. Respira Tomar unos minutos para tranquilizarte antes de comenzar una rutina de entrenamientos o incluso al comienzo del día, puede ayudarte a bajar un cambio y concentrarte en lo que harás. Esta práctica sencilla puede ayudarte muchísimo a disminuir los niveles de estrés de tu cuerpo.

Prueba acostarte boca arriba con las piernas extendidas y coloca una mano sobre el estómago y la otra sobre el pecho. Inhala por la nariz durante cuatro segundos, sosten la respiración durante dos y luego exhala por la boca durante seis segundos. Con cada respiración, la mano colocada sobre tu estómago debería ser la única moviéndose. Este es un ejercicio muy sencillo que puede ayudarte mucho. (No lo descartes por parecer tonto o poco sofisticado)


5. No te pongas fechas Ten paciencia, adelgazar lleva tiempo. Aprende a disfrutar el día a día.

Si quieres bajar de peso para no subir más, tendrás que olvidarte de las dietas milagro y enfocarte a largo plazo. Si te mueves en ese nivel, te posicionarás mentalmente y emocionalmente en un mejor lugar.


No empieces una dieta que terminará algún día, comienza un estilo de vida que dure para siempre.

6. Identifica los pensamientos que te enriedan. Aquellos que no te dejan cumplir con tus objetivos del día y una vez que los tengas delante tuyo, trabaja para aplastarlos, callarlos o superarlos.


Tal vez sea tu diálogo interno cuando te miras al espejo, o las excusas que pones cuando te estresas o estás aburrida. En el momento que esos pensamientos avancen... puedes cambiar de actividad, hacer algo que sea productivo, recordar porqué necesitas tanto un cambio... etc.

7. Se amable contigo misma Cuando se trata de ideales de belleza e imagen corporal, somos increíblemente duras con nosotras mismas. Pareciera que nada es suficiente... siempre falta un poco más. Los estándares que adoptamos son inalcanzables, no se relacionan con el estilo de vida que tenemos, nuestros recursos, edad, etc.

Por favor, trátate con respeto y compasión, no seas cruel contigo misma... piensa en lo que has vivido... en lo que has avanzado.


Quererte y aceptarte hoy, es lo que te llevará a luchar por lo que tanto quieres y deseas.

Darte valor te llevará a tomar mejores decisiones e invertir lo que sea necesario en tu salud y bienestar... recuerda que nuestro futuro se crea con acciones y se conquista un día a la vez.

8. No te pongas metas inalcanzables

Si hace mil años que no entras en un gimnasio, no te metas en una clase avanzada. Una meta mejor podría ser salir a caminar o trotar durante 20 minutos.

Si querés cocinar más, pero no tienes experiencia ni tiempo, no esperes probar recetas nuevas cada noche. Sea cual sea tu meta, comienza tranqui, desde el lugar que estás y construye los fundamentos de una vida saludable desde allí, paso a paso.



Espero te sirva esta publicación, en mi caso perder peso fue más una cuestión mental que otra cosa... por eso me gusta compartir el sistema de creencias y valores que fui creando para tener éxito y concretar mis metas.


Una cosa lleva a la otra ¿Por dónde vas a comenzar?


Gracias por pasar y compartir en las redes que más usas.

Nos vemos en la próxima publicación.


Leticia.

En las redes

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

© 2019 Leticia Pluis. | Derechos reservados