Más vitamina C que una naranja

Nadie duda de la importancia que tiene el consumo de vitamina C. Creo que si nos preguntan cual es el alimento que mejor la representa, diríamos sin duda alguna y a coro: ¡la naranja! Cómo que mucho no se discute... simplemente es algo que todo el mundo sabe.


¿Y cómo no? Tomarnos un jugo de naranja en el desayuno puede ser delicioso y parece resolver sin vueltas la cuestión del consumo de vitamina C.


Recuerdo a mi abuela ofreciéndome un jugo recién exprimido (que debía tomar inmediatamente para que no perdiera las propiedades) y a mi mamá haciendo lo mismo con mis hijos....



El tema es que una pieza de fruta entera o una porción de determinados vegetales puede ofrecernos mucha más cantidad de esta vitamina (Si, leíste bien, más que una naranja)


Creo que la naranja se ha ganado la fama de ser el alimento con más vitamina C del universo porque se hace fácil consumirla, ¡a los chicos les gusta muchísimo el jugo y suelen preferirlo por sobre una fruta entera o un vegetal! ¿y quién quiere andar peleando con un pre-escolar?


Ahora, si estás leyendo esta publicación, no creo que seas una niña...


¡Olvídate del clásico jugo o los alimentos ultra procesados con "refuerzos" y ayuda a tus hijos a tener mejores hábitos alimenticios desde temprana edad!


Quizás este de más aclararlo, pero como el cuerpo no produce vitamina C, necesitas obtenerla de alimentos como frutas y verduras. ¿Por qué digo esto? ¡Porque me parece super importante tener presente que no se puede vivir a pan, queso, pasta, galletas, salchichas, hamburguesas y chips!



Otro tema es que además de estar presente en muchos alimentos naturales, la vitamina C también se vende como un suplemento oral, normalmente, en forma de cápsulas o caramelos masticables. No es mala idea consumirla de esta manera, pero ten en cuenta que si tomas vitamina C por sus propiedades antioxidantes, los suplementos podrían no ofrecerte los mismos beneficios que los antioxidantes que se encuentran naturalmente en la comida.


Entonces, cuando hablamos de vitaminas y minerales (en este caso la vitamina C)


Una dieta variada y balanceada (que incluya muchos vegetales y frutas) siempre será una mejor opción.

Antes de pasar al famoso listado quisiera mencionar algunos de los beneficios de consumir alimentos ricos en vitamina C.


¿Sabías que la vitamina C puede ayudarte a...


- Absorber y almacenar el hierro? (Por eso los doctores la recomiendan en casos de anemia)

- Mejorar la tolerancia a la glucosa en casos de diabetes tipo 2 y reducir significativamente la pérdida urinaria de proteínas en personas con diabetes?

- Reducir el cortisol en sangre (mejorando tus niveles de estrés)

- Fortalecer tu sistema inmunológico disminuyendo el riesgo de contraer enfermedades?

- Mantener la presión arterial en niveles adecuados sin tener que recurrir a medicamentos costosos y con posibles efectos secundarios?

- Mantener sano y/o mejorar tu sistema cardiovascular? y la lista sigue ...


La cantidad diaria recomendada de vitamina C para los hombres adultos es de 90 miligramos diarios y para las mujeres adultas es de 75 miligramos diarios.

Pero si fumas, estás pasando por una temporada de mucho estrés o practicas mucho deporte, podrías necesitar consumir 30 miligramos más.


Nota: Muchos de los beneficios que te comento arriba se obtienen al consumir 500 miligramos de vitamina C por día.


Otro dato importante es que la vitamina C no se acumula y en caso de haber un excedente se elimina por orina. Es muy difícil que superes lo que tu cuerpo puede manejar.


Para que tengas una idea, una naranja mediana aporta unos 51 miligramos.


Una taza de fresas/frutillas, una pieza de mango o un pimiento rojo tienen más vitamina C que una naranja.



Cada 100 gramos aprox.


Guayaba: 180 miligramos.

Peregil: 166 miligramos.

Pimientos rojos: 139 miligramos.

Brócoli: 110 miligramos.

Repollo crespo: 105 miligramos.

Kiwi: 100 miligramos.

Berro: 96 miligramos.

Hinojo: 93 miligramos.

Frutillas/Fresas: 85 miligramos.

Col Rizada: 80 miligramos.

Piña/Ananá: 78 miligramos.

Papaya: 70 miligramos.

Coles de Bruselas: 112 miligramos de vitamina C, una cifra que se reduce a 60 cuando se hierve, de manera que “incluso hervidas, su aporte el altísimo”.

Coliflor: 59 miligramos.


¿Re interesante verdad? ¿Dime si lo que acabas de leer no te hace pensar en la carencia que podemos llegar a tener en nuestra alimentación diaria? (Y aquí te hablo sólo de una vitamina)


No nos damos cuenta que la falta de planificación en relación a nuestra alimentación puede ser súper perjudicial para nuestra salud y la de nuestra familia.

La solución es más fácil de lo que te imaginas. No tienes que andar contando miligramos. Sólo necesitas ser más intencional y comenzar a incorporar más de estos alimentos en tus comidas diarias.


Remplaza la mermelada por fruta natural (En este post tienes algunas ideas, pero las opciones son infinitas)

Usa vegetales en tus licuados (Los licuados conservan la fibra, por eso los prefiero por sobre los jugos)

Prepara ensaladas coloridas y sabrosas (Aseguráte de usar alimentos de la lista)


Me gusta compartir esta info porque se que cuando entendemos los aportes que nos brindan los diferentes #alimentos es mucho más fácil que nos inclinemos a consumirlos. Si sabemos que necesitamos consumirlos, buscaremos #recetas que los incluyan.


Obviamente este artículo no intenta remplazar ninguna consulta profesional, por el contrario, te dará más herramientas para hacer mejores preguntas en tu próxima cita médica.


Por hoy me despido. ¡Déjame saber si te gustó este post... y si este artículo te ha sido útil, práctico y fácil de entender, no dejes de compartirlo en las redes sociales que más usas.


Hasta la próxima.


Leticia.


En las redes

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

© 2019 Leticia Pluis. | Derechos reservados