Lo que la tecnología no hará por ti

Actualizado: 14 de ago de 2018



Anoche cenamos con Simon Sinek (bueno, vimos un video mientras comíamos) y tuvimos una charla extensa con nuestros hijos de 11 y 9 sobre la influencia que tiene la tecnología en las relaciones y la vida de trabajo.


Es la lucha de todos los días. Limitar el uso de tecnología no nos hace padres populares. Es nadar contra la corriente sin descanso y a veces tener ganas de solo dejarse llevar…


No les miento… mi hijo de 11 se la pasa preguntándo por qué no puede tener la clave de su tablet, por qué no puede tener celular como el resto de sus compañeros de escuela, por qué no queremos que esté en ninguna red social, por qué detestamos Minecraft.


Las explicaciones son siempre las mismas y las repetimos una y otra vez:


Queremos que tengas una vida, que aprendas a socializar, que puedas entablar una conversación con una persona de carne y hueso que esté parada en frente tuyo, aunque te cueste, te dé ansiendad y se te complique.


Queremos que sepas expresar cómo te sientes sin la necesidad de usar un emoticon.


Queremos que valores el contacto físico, los abrazos, las caricias y los besos, que aprendas a mirar a los ojos, a leer gestos y a interpretar los diferentes tonos de voz.


Queremos que te aburras un poco para que tus neuronas se despierten, conecten y puedas crear e inventar. Queremos que uses tus manos, que sepas manejar herramientas, que te amigues con el lápiz y el papel.


Queremos que sepas que las cosas importantes de la vida llevan tiempo. Que las amistades se cultivan por años, que no todo es instantáneo, que el que hoy es tu amigo en Facebook, mañana no lo será y que el mundo no se terminará por eso, que tu felicidad no depende de cuantos "likes" obtuviste, o de lo rápido que está creciendo tu cuenta de Instagram.


Queremos que aprendas a manejar el estrés y la ansiedad de una manera saludable, que hagas ejercicio, que liberes la energía que tienes dentro.


Que cuando las cosas no te funcionen o estés deprimido, salgas a buscar ayuda, que no te aísles, que sepas con quienes puedes contar. Queremos que cuando alcances tus metas y objetivos, mires alrededor, y tengas con quien celebrar.


Queremos enseñarte que el trabajo y el esfuerzo tienen recompensa. Que no se cosecha de la noche a la mañana, que detrás de un gran éxito, hay años de errores y de volver a intentar y seguiría escribiendo… pero es mejor que lo escuches y leas de Simon Sinek. El video se titula: The millennial question. (Tiene subtítulos en español)


No tiene desperdicio, te lo aseguro. Simon Sinek lo explica de una manera muy sencilla.


El problema que enfrentan los “millennials” (los nacidos después del 84) en su ambiente de trabajo y en las relaciones es un tema que como padre no puedes ignorar.


Te vas a reir y te van a dar ganas de llorar. Te vas a encontrar en muchos de los ejemplos.


Por favor, si en algo te sirve este post, no dejes de compartirlo.

Lo que la tecnología no hará por ti.



Hasta pronto. Gracias por pasar.


Leticia

En las redes

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

© 2019 Leticia Pluis. | Derechos reservados