Cómo crear el hábito de levantarse temprano

Actualizado: 30 de ago de 2018



¡Hoy lo he logrado! ¡Me he levantado más temprano! Les confieso que no puedo decir que ya sea un hábito instalado, todavía las sábanas y almohadas me dan batalla, pero insistiendo, le voy ganando terreno al día y ya he conquistado muchas de mis madrugadas


No se cual sea tu rutina diaria o a qué hora sales para trabajar, pero estoy segura que este post te dará algunas ideas para que levantarte más temprano, deje de ser un sueño y se convierta en tu realidad.


Definitivamente no soy una persona nocturna, pero a la vez me cuesta saltar de la cama por las mañanas. Qué se le va hacer, ¡me encanta dormir! ¿A alguien más?


La cuestión es que desde que comencé con el blog, me ha tocado sacar tiempo de donde no hay. El día no me alcanza para hacer todo lo que quiero hacer y lo que más me ha funcionado para avanzar con cada post, es despertarme 2 horas antes que el resto de mi gente. (horas que no son exactas, porque mi hija de 10 tiene la manía de levantarse de madrugada… ese es otro tema)


No se cuál sea tu objetivo. Quizás necesites ese tiempo a solas para leer, meditar, estudiar, hacer ejercicio, avanzar con un proyecto, etc.



Aquí te dejo algunas ideas que he probado, esperando que te animen y ayuden a ti también. ¡Si tienes algo para agregar, hazlo en los comentarios al final del post! ¡Anímate a dejar tu marca! Tu experiencia es muy valiosa, no dejes de compartirla.


El hábito de levantarnos más temprano está vinculado a muchas otras cosas que hacemos:

  • Asegúrate de dormir por lo menos 7 horas diarias. Los horarios fijos, las rutinas, etc. son súper importantes a la hora de crear hábitos nuevos. Si te quedas trabajando o viendo una película hasta las 2 de la mañana, va a ser difícil que puedas levantarte temprano y rendir al máximo.

  • Trata de acostarte cada día a la misma hora, tu cuerpo se acostumbrará al ritmo y colaborará contigo, te lo aseguro.

  • No olvides comer bien, tomar mucha agua y hacer ejercicio con frecuencia. Muchas veces el no poder levantarte es más que una cuestión mental. Su por alguna razón duermes mal, no habrá estrategia que funcione.

  • Apaga todos los electrónicos 1 hora antes de acostarte. Algo que tampoco he conquistado completamente, pero que recomiendan para tener un descanso de mejor calidad.

  • Pon la alarma 5 minutos antes de la hora en que te quieres levantar, siempre a la misma hora. (Más abajo te explicaré el por qué)

  • La luz del día ayuda mucho en el proceso de despertarse. Deja las persianas un poco abiertas para que la luz de la madrugada comience a entrar en tu cuarto incluso antes de que suene tu alarma. 

  • Deja listo el bolso que llevas al gym, lo que te pondrás para ir al trabajo, tu desayuno y/o almuerzo, etc. Si no tienes que salir de casa, prepara tus libros, cuadernos, la compu, todo lo que necesitarás para hacer lo que quieres hacer y aprovechar el tiempo de la mejor manera.

  • Planea tu tiempo. Escribe lo que harás y el por qué necesitas levantarte. Puede que sepas que si no vas al gym o haces tu rutina de ejercicios temprano, ya no encuentres otro momento durante el día, y hacer ejercicio es muy importante para ti, porque estás tratando de bajar de peso… y así con las demás cosas. Escribir la razón por la que quieres madrugar es muy importante. Ya sabes que cuando suena el despertador tu mente tratará de sabotear todos tus esfuerzos y como estás dormida, posiblemente pierdas la batalla. Un “por qué” claro te dará el empuje y la motivación que necesitas para cada día en particular.

  • Si eres de las que toma café, dejar programada la cafetera, te ayudará mucho. El olor a café es mágico y te dará ganas de arrancar el día.


Cuando suene el despertador:


  • Hay gente que opina que cuando suena el despertador debes saltar de la cama, yo no puedo arrancar en 5ta, prefiero tomarme unos 5 minutos para entender que está pasando, pensar en lo que quiero hacer, leer mi lista de motivos para convencerme que debo salir de la cama, etc.

  • Si esos 5 minutos se convierten en 2 horas, te recomiendo que coloques una alarma suave cerca de tu cama y unos minutos más tarde, una más molesta y ruidosa al otro lado del cuarto. Esto te obligará a salir de la cama antes de que comience a sonar, porque seguro no querrás verle la cara a tu pareja cuando se despierte completamente sobresaltada… cuida tu matrimonio. Tu te conoces mejor que nadie, no te engañes con ideas que sabes que no te funcionarán. Puede que levantarte muy rápido te ponga de mal humor o aumente tus niveles de estrés. Puede que quedarte 5 minutos más, ponga completamente en riesgo tu plan de madrugar.

  • Otra cosa que puedes hacer es ponerte de acuerdo con alguna amiga que también quiera madrugar. Una llamada, un texto, un grupo en Facebook o WhatsApp podría ser muy útil. El tener que dar cuenta a alguien, te pondrá en una especie de compromiso y además, la vida con amigos, siempre es más fácil y mucho mejor.


Ya saliste de la cama:


¡Felicitaciones! Cruzaste la barrera entre tu sueño de madrugar y ya lo estás viviendo. Esas dos horas son tu tiempo, aprovéchalas para completar lo que no puedes hacer cuando la casa despierte y/o tengas que salir a trabajar.


  • Crea una rutina. Prepara el ambiente. Puede ser el sillón de tu living, el parque, tu cocina, el gym, tu escritorio. Toma tu café favorito, unos ricos mates o un té. Prepara un desayuno saludable, sal a caminar o haz tu rutina de ejercicios en casa, lee el periódico, date una ducha, escribe, medita, haz tu devocional, estudia, completa el trabajo pendiente… te sorprenderás de cómo te rinde el día y de lo bien que te sientes de haber hecho lo que estaba en tu mente y no sabias podido concretar.


Para terminar:

Recuerda que no eres un robot... algunos días serán más difíciles que otros. No te desanimes, piensa en tu “por qué” y date una nueva oportunidad.

Con el paso del tiempo esto de madrugar será cada vez más fácil y natural. Será un hábito completamente incorporado.


Si las mañanas te cuestan mucho y siempre sales a las corridas porque eres de las que se quedan “5 minutos más", comienza a cambiar tu horario lentamente, de a 10 o 15 minutos por día. Verás que en una o dos semanas habrás progresado mucho.


Espero que esta publicación te ayude a concretar lo que quieres hacer y siempre postergas por falta de tiempo. ¿Qué haces cuando te levantas más temprano?

Cuéntamelo en los comentarios de este post.


Gracias por pasar.


Leticia


#hábitos

En las redes

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

© 2019 Leticia Pluis. | Derechos reservados