Cómo ahorrar tiempo, dinero y calorías

Actualizado: 16 de ago de 2018



En este post hablaremos de la importancia de planificar las comidas de la semana.

Ya sé lo que estás pensando, en tu casa cada quien come lo que se le da la gana, todos tienen horarios y gustos diferentes, siempre hay cambios, cuestiones de último momento y la idea de planear un menú semanal no te entusiasma demasiado, porque no quieres frustrarte y anticipas que no funcionará. Te conoces bien y cómo dicen en Argentina… sabes bien con los bueyes que aras.


Quizás piensas que planear lo que vas a cocinar con una semana de anticipación te agregue más carga de la que ya tienes, te parece estructurado, aburrido, porque tu no eres de las que siguen listas o se ajustan mucho a un plan.


Pero si lo piensas bien, “el qué comemos hoy” es una pregunta de la que no te puedes escapar.


Míralo de esta forma, el tema de la comida es como un examen que debes tomar los siete días de la semana, no sólo una vez al día, por lo menos tres. A veces te va bien y a veces, mal. Como todo examen, lo que haces antes de rendir, hará una gran diferencia en el resultado que obtengas. Si estudias y te preparas bien, tu nota será excelente, si no lo haces, tendrás que improvisar, y salvo que seas Maru Botana (una cocinera muy famosa de Argentina) el resultado no te dejará satisfecha, te lo aseguro.


Fallar en preparte, es prepararte para fallar.

Recuerdo que aún teniendo la heladera y alacena llena, tantas veces no tenía idea de qué cocinar. El poco tiempo en casa, los chicos en edad pre-escolar y más que nada la falta de anticipación hacia que mi mente se pusiera completamente en blanco.


Les confieso que aunque he avanzado un montón en el asunto, (el decidir bajar de peso fue clave), todavía tengo mucho por aprender e implementar. Sigo leyendo artículos, hablando con amigas, pidiendo consejos, viendo videos, participando de grupos, por que al final de cuenta, nada me funciona completamente y como comer sano y tener una dieta equilibrada es algo que realmente me importa, no quiero darme por vencida.


Se que llegué lejos, pero todavía puedo mejorar.


Se que el “qué comemos hoy” puede ser más fácil, rápido, predecible, delicioso y nutritivo y aunque todavía me parezca imposible dominar completamente el tema, sé que lo voy a lograr.


Te he contado un poco de mi historia, vamos a ver como viene la tuya. ¿Te identificas con estas afirmaciones?

  • Estoy aburrida de comer siempre lo mismo.

  • No me gusta cocinar.

  • No tengo tiempo y ando siempre a las corridas.

  • Voy al supermercado para hacer una compra general y a media semana me doy cuenta que me falta algo esencial.

  • Tengo la despensa llena de alimentos que no se cómo ni cuándo voy a usar.

  • Me paso el día entero sin comer, porque olvido preparar y llevar al trabajo mi almuerzo o snack.

  • Cuando vuelvo del trabajo arraso con lo primero que encuentro.

  • Gasto un dineral en restaurantes y/o en comidas rápidas.

  • Mi presupuesto es súper ajustado y necesito ideas para gastar menos en comida.

  • Quiero bajar de peso, adelgazar y/o empezar a comer más saludable.

  • Odio las dietas porque siempre me abandonan.

  • Necesito hacer cambios de alimentación por una cuestión de salud.

  • Quiero que mis hijos aprendan a comer sano y variado.

  • Quiero que mis hijos tengan un ejemplo de alimentación saludable.

La lista podría seguir pero creo que ya agarraste la idea ¿verdad?


Planear el menú de la semana te ayudará a ahorrar dinero, tiempo y calorías.

Planear el menú semanal puede significar diferentes cosas para ti y de eso vamos a hablar en próximas publicaciones. La verdad es que no hay una formula perfecta… pero si maneras diferentes de organizarte que te ayudarán cada día a estar un poquito más cerca de tu ideal.


Ten en cuenta que lo peor que puedes hacer es querer hacer todo junto, te vas a enloquecer, te lo aseguro. Como dije al principio, parece más fácil de lo que realmente es y si te apuras y quieres abarcar todos los desayunos, almuerzos, meriendas y cenas terminarás súper frustrada y sin ganas de volverlo a intentar.



Espero haberte convencido con tanto cuento. Aquí te dejo algo para comenzar:


La tarea de la semana:


  • Haz una lista de los alimentos que tu familia consume sin quejas ni protestas (por lo menos para empezar)

  • Ten en cuenta tu presupuesto y tus posibilidades. Si estás en el plan de ahorrar, lo mejor es destinar un monto semanal para gastos de comida, matarás dos pájaros de un tiro. Terminarás comiendo mejor, gastando menos.

  • Averigua cuáles son los productos de temporada (en general son más económicos y sabrosos)

  • Comienza a hacer una lista de recetas. Planificar el menú para la semana tiene el objetivo de simplificarte la vida, para lucirte habrá otros días. Mi recomendación es que elijas recetas fáciles y pocos ingredientes.

Este es un tema muy personal y tiene que ver con tus valores, tu cultura, tu historia, tu ritmo del día, tu familia etc. Tómatelo con calma.


Este post es para empezar a pensar, sacar conclusiones… en la próxima publicación comenzaremos con ideas mucho más prácticas que seguro te serán de mucha ayuda.


Haz los deberes y no dejes de hacerme cualquier pregunta que tengas.


¡Si eres experta en el tema, por favor cuéntanos tu experiencia! ¡Necesitamos de tu ayuda! Cualquier aporte que hagas será de mucho valor para todas.


¿Quién se engancha?


Gracias por pasar.


Leticia

En las redes

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

© 2019 Leticia Pluis. | Derechos reservados