Cámbiate de bando

Actualizado: 16 de ago de 2018



Como les conte en mis 10 súper consejos para bajar de peso, hace dos años tomé una de las mejores decisiones de mi vida: Dejar de llorar y empezar a cambiar.


Para mí significó sacarme de encima unos cuantos kilos de más, cortar por lo sano y ponerle límite a una relación que me lastimaba mucho más de lo que creía y podía ver.


Si, leíste bien… para las que luchamos toda la vida con el tema del sobrepeso, la comida no es una cosa que viene y va… es una relación de amor y odio. Algo así como un amigo/enemigo incondicional que está contigo en los mejores y peores momentos de tu vida.


¿Dime si la falta de control en esta área no revela lo peor de ti?


Cuando te das cuenta que te has pasado, que hace mil que no vas al gym, que estás comiendo basura nuevamente y que es hora de tomar el toro por las astas, te encuentras con tu realidad.


Eres completamente indisciplinada, tienes poco dominio propio, te crees fuerte pero en realidad eres débil y te cuesta horrores poner límites y decir que no.


Si tu vida es un ida y vuelta de dietas, lunes y eneros, subidas y bajadas de peso, ropa que entra y deja de entrar… no estás sola… estas del lado de las que lloran y piensan que no pueden cambiar. La buena noticia es que puedes pasarte de bando con sólo decidirlo. Yo tarde 9 años... pero en 9 meses logré estar del lado de los que tienen éxito... y tu también puedes tener la misma experiencia... no soy nada especial.




El peso es lo de menos… lo peor es que te rendiste una vez más.  

Para esta altura ya te habrás dado cuenta de que el problema real no es bajar esos kilos de más. Es algo más y lo tienes que nombrar.


Puede que comience con el estrés del día, la tendencia de dejar todo para después, la desorganización de tu semana, lo que piensas acerca de ti misma, lo que te han dicho, lo que tu has creído, algo que te preocupa mucho o te pone súper triste… y no tienes idea como manejar.



En este post no te voy a dar consejos prácticos… sólo decirte que no lo dejes pasar más, no lo tapes como si no existiera, ni permitas que te controle, frustre, enoje o deprima como si no pudieras hacer algo al respecto o no lo pudieras evitar.


Déjame decirte que tus mejores excusas y razones no te llevarán a un buen lugar.


Quedarte llorando sin tomar responsabilidad por tus decisiones te hará sentir peor cada día y te alejará de lo que realmente te mereces y quieres alcanzar.


Escribo este post, para recordar como me sentía por aquellos días (y hoy… porque este es un tema recurrente, que cada tanto tengo que volver a pensar)


Me escribo a mi misma… para animarme en cada decisión que he tomado y para no volver atrás. Porque como en toda relación fuerte, volver es un peligro constante, una opción que en un momento de debilidad puedes volver a considerar.


Escribo este post para acompañarte en tu camino. Sin importar si has llegado lejos o si volviste atrás… porque te puedes caer mil veces, pero no es el fin del mundo, te puedes volver a levantar.


Conquistarte a ti mismo es la mayor de las victorias y es una batalla que sólo tu puedes pelear y ganar.


Detente por un momento, apaga el ruido, cambia de ritmo y seca tus lágrimas.


Proyéctate y pregúntate si las desiciones que estás tomando hoy te llevarán al lugar en que quieres estar mañana.


Piensa en tres meses, en un año, en diez… (si supieras mi proyección para mis 50… mi mejor momento, de verdad)


Si estás caminando en la dirección correcta, no te detengas y fíjate a quien puedes ayudar. Si ves que te acomodaste demasiado, que abandonaste la carrera, levántate, busca ayuda y regresa a tu mejor lugar.


No te juzgues ni excuses, no hagas duelo, no te culpes, sólo vuelve a empezar.


Ya sabes como se siente abandonar... ¿qué tal si pruebas cómo se siente no hacerlo nunca más?

Quizás este post no sea muy popular... lo entiendo... pero son de esas cosas que todas necesitamos escuchar.


Espero saber de vos y conocerte. Gracias por pasar.


Leticia

En las redes

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

© 2019 Leticia Pluis. | Derechos reservados