Algún día es hoy

Actualizado: 14 de ago de 2018



Algún día, es hoy. ¿En qué estamos pensando cuando dejamos para "algún día" lo que podemos, necesitamos y/o queremos hacer hoy?


Los "algún día" nos pesan y estorban más de lo que podemos imaginar. Los "algún día" nos anestesian del presente que no aceptamos y nos transportan a un futuro que muy en lo profundo, sabemos que no llegará.

No todo es para hoy y ahora, la vida toma su tiempo, pero la realidad es que hay deseos, sueños, objetivos o como quieras llamarles, que tienen vencimiento o fecha de expiración.



Puede que te hayan dicho: "nunca es tarde para cumplir un sueño” pero la vida no es cuento, hay un tiempo y un lugar para cada cosa, porque las circunstancias seguro cambiarán y tu también lo harás.

Entonces, ¿Qué es lo que puedes hacer hoy? ¿Qué es lo que ya no puedes postergar? No lo ignores, porque puede que el día de mañana no venga como imaginaste.



Haz esa llamada, trágate el orgullo, abraza a tus hijos, pide perdón, perdona, sonríe mucho más, no te la pases corriendo de un lugar a otro, no te tomes la vida tan en serio, viaja más, escucha más historias, enójate menos, se más paciente, deja de calcular tanto, se valiente, di lo que piensas, expresa lo que sientes… y mientras escribo, se me llenan los ojos de lagrimas porque recuerdo este hermoso poema de Jorge Luis Borges que casi lo podría recitar de memoria.


Mi papá tiene su estilo... y un día, sin previo aviso, colgó una hoja con este poema en una de las paredes del baño de la casa donde crecí, asegurándose así, que mis hermanos y yo lo leeríamos por lo menos una vez al día.

Me doy cuenta que quisiera vivir más de esta manera, no quisiera llegar a vieja para darme cuenta que desperdicié mis días.



La vida está hecha de momentos, no te pierdas el ahora.

Si pudiera vivir nuevamente mi vida, en la próxima trataría de cometer más errores. No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más. Sería más tonto de lo que he sido, de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad. Sería menos higiénico. Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos. Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería más helados y menos habas, tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata y prolíficamente cada minuto de su vida; claro que tuve momentos de alegría. Pero si pudiera volver atrás trataría de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna parte sin un termómetro, una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas; si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar descalzo a principios de la primavera y seguiría descalzo hasta concluir el otoño. Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres, y jugaría con más niños, si tuviera otra vez vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años… y sé que me estoy muriendo.

Jorge Luis Borges.


¿Qué es lo que vienes postergando? No lo dejes para "algún día".


La vida está hecha de momentos.


No te pierdas el ahora.


Nos vemos en el próximo post. Gracias por pasar.


Leticia


En las redes

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

© 2019 Leticia Pluis. | Derechos reservados